Esto no es una carta de amor

Ya sabes como me gusta dramatizar, y la manipulación y el juego. Ya sabes como me gusta enroscar y desenroscar para volver enroscar los tapones de las botellas. ¿Qué esperabas que hiciera ante un vida que no se dejaba desenroscar? Fue como ponerle un martini delante al alcohólico. Ya sabes como me gusta imaginar diálogos y discusiones y discursitos. Ya sabes como me gusta hacerme la víctima. ¿Realmente esperabas que pasara de largo? Pero es que yo no me esperaba que tú no me fueras a dejar. Desestabilizaste todas mis estrategias, destrozaste mis jugadas y peleaste mis batallas llegando a ser el tirano en esta guerra. Hermético e infranqueable. Eso decían.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s