20.000 Millas de Viajes Supersubmarinos

Y pasa.
De repente te ves en medio de algo que no sabes ni cómo ni cuándo pero ha llegado. Como una explosión, una onda expansiva que te recorre de arriba a abajo y te arranca las más placenteras sonrisas.
Es su forma de mirar, su forma de ser y no ser, de serlo todo. Esa personalidad aplastante que tira de tí como si de un imán se tratara. Y esa boca que provoca, y pide a gritos que le robes un silencio.
¿Y lo mejor? Que poco a poco te miras a tí misma y te das cuenta de que ya no echas nada en falta, de que estás entera, tu por tí sola. Lo demás son complementos.
Sueltate, baila, muévete, corre, canta, mira, descubre y sobretodo sonríe. Siempre es un buen momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s